El incendio en el Paraná destruye casi tres veces la superficie de CABA

Desde febrero, cuando comenzaron las quemas de pastizales en las islas del delta del Paraná, frente a la costa de Rosario, las llamas destruyeron una superficie casi tres veces mayor que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Desde febrero, cuando comenzaron las quemas de pastizales en las islas del delta del Paraná, frente a la costa de Rosario, las llamas destruyeron una superficie casi tres veces mayor que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El fuego que casi todos los días reaparece en las islas frente a Rosario no sólo está provocando un “ecocidio” en esta zona, con la muerte de animales y la destrucción de la flora autóctona, sino que la ciudad quedó envuelta en una gigantesca nube de humo que llegó a medir 60 kilómetros, que provoca trastornos respiratorios a los habitantes en medio de la pandemia del Covid-19.

Un relevamiento realizado por el grupo ecologista Naturalistas Santafesinos señala que desde febrero pasado el fuego arrasó una superficie de más de 530 kilómetros cuadrados. Es un misterio aún quién originó los 8.000 focos de incendios en una región donde históricamente se usó este método de quemar pastizales antes de la primavera para que luego se regenere una vegetación que es el alimento del ganado.

En diálogo con LA NACION, el intendente de Rosario Pablo Javkin advirtió que “está claro que hay una intencionalidad en la quema de pastizales. Es muy llamativo que este jueves los incendios comenzaron a las 18, una hora después de que los brigadistas terminaran su jornada de trabajo”. “Es necesario que haya más controles y que la justicia actúe con rapidez”, pidió Javkin.

Otro impacto

En 2008 los incendios en la zona del delta tuvieron otro impacto en la agenda pública, luego de que el humo llegara a Capital Federal. En ese momento se creó el Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (PIECAS), que luego fue perdiendo ímpetu y ahora se lo va a poner otra vez en marcha.

Los incendios se dan en un contexto particular, la escases de lluvias y la bajante más aguda de los últimos 60 años del río Paraná, por lo que la vegetación está seca, lo mismo que las lagunas y bañados que con agua hubieran servido de contención de las llamas.

La situación llevó a un conflicto entre las provincias de Entre Ríos, que tiene bajo su jurisdicción el 80 por ciento de la superficie del delta, y Santa Fe, sobre todo Rosario, cuya población sufre la incidencia casi permanente del humo.

El jueves a la noche, horas después de que desembarcara un escuadrón del grupo Albatros de Prefectura Naval, el resplandor de las llamas mostraba una imagen apocalíptica de Rosario, con una columna enorme de humo que se metía por el centro de la ciudad, con la ayuda del viento del noreste.

“Es un verdadero ecocidio lo que está sucediendo con los incendios en las islas. El impacto sobre la biodiversidad va a ser demoledor para esta región, donde se han perdido miles de hectáreas de flora autóctona que tiene un alto valor en el ecosistema del delta”, explicó Jorgelina Hiba, periodista especializada en medio ambiente.

Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
udemy course download free
download coolpad firmware
Free Download WordPress Themes
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=