Cuatro razones para vacunar a los niños, niñas y adolescentes

La Sociedad Argentina de Pediatría, enumeró los motivos por los que esta franja etaria debe completar los esquemas de vacunación para "disminuir la transmisión de nuevas variantes" como la Delta o la Gamma, alcanzar la inmunidad colectiva o proteger a las familias.

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) dio a conocer un documento en el que apuntó cuatro razones para vacunar a los niños, niñas y adolescentes, a la vez que consideró que los fármacos contra el coronavirus demostraron ser «seguros y eficaces» y «son un derecho».

En ese sentido, la SAP enumeró los motivos por los que esta franja etaria debe completar los esquemas de vacunación para «disminuir la transmisión de nuevas variantes» como la Delta o la Gamma, alcanzar la inmunidad colectiva o proteger a las familias.

Carga de la enfermedad

En la primera razón, titulada «Carga de enfermedad: el riesgo existe», señaló que la población pediátrica representa el 8,8% del total de los casos confirmados desde el inicio de la pandemia en nuestro país.

«Cabe destacar que, desde el mes de agosto de 2020 a la fecha se observa una tendencia creciente de esta enfermedad en niñas, niños y adolescentes, tanto que actualmente 1 de cada 4 casos confirmados ocurre en menores de 18 años», ponderó la SAP.

Aclaró que, si bien es poco frecuente, esta enfermedad «puede manifestarse en niñas, niños y adolescentes como cuadros respiratorios moderados o graves, así como una nueva entidad denominada SIM-C (Síndrome Inflamatorio Multisistémico temporalmente relacionado a Covid-19), 2 a 6 semanas después de haber padecido la infección por SARS-CoV-2″.

Otro aspecto a considerar son las secuelas a largo plazo que pueden desarrollar «hasta el 10-15% de los niñas, niños y adolescentes que han padecido Covid-19 según publicaciones internacionales».

Este «Covid prolongado» fue mejor caracterizado en adultos y se desconoce aún su impacto en la población pediátrica, alertó.

Transmisibilidad

En el segundo ítem, llamado «Características de la transmisibilidad y oportunidad de integración actividades», la SAP aclaró que «si bien la carga de enfermedad en la niñez es menor a la de los adultos, también pueden infectarse y transmitir el virus a otras personas».

Resaltó que la vacunación permite proteger a las familias, facilitar una presencialidad escolar más segura, permitir otras actividades deportivas, lúdicas y sociales de los niños y, disminuir la ansiedad y preocupación de los padres.

Además, las vacunas protegen «ante la emergencia de nuevas variantes, Delta o Gamma entre otras, que se están propagando más fácilmente en la población pediátrica, que al momento no está completamente vacunada».

Inmunidad colectiva

En la tercera de las razones, titulada «Inmunidad colectiva», la Sociedad Argentina de Pediatría precisó que «todas las vacunas contra la Covid-19 en uso en nuestro país contienen virus inactivados o material genético viral, por lo que no tienen la capacidad de inducir inmunidad a nivel de las mucosas, como ocurre con otras que poseen virus atenuados».

Por esto explicó que es «fundamental alcanzar a nivel poblacional una alta cobertura de vacunación que construya una barrera epidemiológica que dificulte la trasmisión de SARS-CoV-2».

Vacunas

En la cuarta y última razón, llamada «Vacunas disponibles», la SAP recordó que «todas las vacunas contra SARS-Cov-2 usadas en nuestro país han sido aprobadas o autorizadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

La SAP reiteró que en agosto de 2021 comenzó la vacunación de niñas, niños y adolescentes de entre 12 a 17 años con comorbilidades, luego se continuó con el mismo grupo etario sin comorbilidades con vacunas de tecnología RNA mensajero como la Spikevax de Moderna y Comirnaty de Pfizer y en octubre de 2021 se inició la vacunación en niñas y niños de 3 a 11 años con vacuna Sinopharm.

Sostuvo que es necesario mantener una cuidadosa vigilancia de la seguridad y eficacia de las vacunas que están en uso en niñas, niños y adolescentes (Sinopharm, Comirnaty de Pfizer y Spikevax de Moderna).

La institución también hizo un llamado a completar los esquemas de vacunación.

También a seguir avanzando con la vacunación de adolescentes con enfermedades crónicas, así como con adolescentes sanos.

«La vacunación pediátrica debería seguir avanzando programadamente en niños de menor edad priorizando siempre a los niños con enfermedades crónicas», remarcó.

«Es decir que aquellos que han recibido su primera dosis deberían completar su esquema y aquellos que aún no han comenzado la serie de vacunación, sería fundamental que lo hagan», se concluyó en el comunicado firmado por la Comisión Directiva de la SAP.

Campaña de vacunación

En la Argentina, más de dos millones de niños de entre 3 y 11 años iniciaron su esquema de vacunación en apenas tres semanas de iniciada la estrategia de inmunización pediátrica contra el coronavirus el pasado 12 de octubre, equivalente al 32,9% de esta población objetivo.

«En apenas tres semanas de iniciada la estrategia de vacunación pediátrica contra la Covid-19, al menos 2.201.917 niños de entre 3 y 11 años iniciaron su esquema con la primera dosis de la vacuna del laboratorio Sinopharm, lo que representa un 32,9% de esta población objetivo», informó la cartera sanitaria el pasado 2 de noviembre.

Fuente: Télam / Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)

spot_imgspot_img

Notas Relacionadas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Ultimas Noticias