spot_imgspot_img

Como el apartheid, pero en Argentina: Vecinos de Nordelta se niegan a viajar con empleadas domésticas

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Habitantes de Nordelta, un mega barrio privado de lujo ubicado en el Tigre, hicieron un reclamo a la empresa de transporte que hace los viajes internos por el gigantesco predio, para que no los hagan viajar con las empleadas domésticas.

Las empleadas del barrio aseguran que, en una reunión, los propietarios pidieron no compartir transporte porque «hablan mucho y están transpiradas».

“Compañeras han escuchado a sus patronas decir que no querían viajar con nosotras por nuestra forma de vestir, porque hablamos mucho de nuestra vida cotidiana, porque algunas hablan guaraní y porque tenemos mal olor”, denunció Marta, una empleada doméstica.

Un grupo de empleadas domésticas denunció que propietarios de Nordelta no las dejan tomarse la única combi no particular que circula por el barrio privado.

«Empezamos a averiguar y nos enteramos de que en una reunión algunos dueños dijeron que no querían compartir el transporte con nosotras porque ‘hablábamos mucho y estábamos transpiradas'», dijo una de las trabajadoras.

Esta semana las empleadas domésticas cortaron la calle, cansadas del maltrato: «Estábamos esperando la combi hacía una hora y media. Nos pasó por delante con lugares libres y no frenó. Nos dio tanta bronca que decidimos manifestarnos”.

El director de MaryGo, el servicio de combis que opera dentro de Nordelta, asegura que la frecuencia bajó porque retiraron casi el total de vehículos que sólo recorrían el barrio y que a veces quedan asientos vacíos porque ya están vendidos y el pasajero se sube en el camino.

Diego Moresco, director ejecutivo de Nordelta S.A. e integrante de la Asociación Vecinal, dice que “el concepto de que no viajen juntos propietarios con empleados es un disparate”. “No me llegó esa queja pero la repudio”, asegura Moresco.

 

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Notas Relacionadas

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Ultimas Noticias