spot_imgspot_img

Fuerte endeudamiento, suba de impuestos, salarios a la baja: son algunas de las polémicas que anticipa el presupuesto de Vidal

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

María Eugenia Vidal arrancará esta semana en Diputados una dura negociación para la aprobación de un Presupuesto 2019 que combina dos puntos que anticipan fuerte debate con la oposición: alto endeudamiento, y mayor carga impositiva. 

El Proyecto prevé un endeudamiento de $100 mil millones. Más deuda, para pagar deuda. Casi la cantidad de pesos que la Provincia necesitará para cubrir los u$s 2.200 millones que vencerán de intereses. Un permiso que aunque salga aprobado, no garantiza tranquilidad. Después hay que colocarla.

La Provincia le puso el hombro al ajuste macrista en el Presupuesto nacional. No fue una concesión de Vidal, que sigue reclamando compensaciones. Fue la consecuencia de lo que negoció el macrismo para ganarse el respaldo al fuerte ajuste que impulsa, cuando escasea apoyo por pertenencia partidaria en el resto de las provincias.

Se supone que el Presupuesto que enviará Vidal rondaría los $855 mil millones, una suba promedio del 36% en comparación con el actual de $630 mil millones. El porcentaje, desprovisto del contraste inflacionario, engaña. Si la inflación de este año araña el 50%, como anticipan varias consultoras privadas,en los hechos, el incremento será inferior. En otras palabras: Vidal dispondrá de menos recursos en términos reales para encarar un año electoral. Por eso la distribución de la miseria será central.

El Proyecto que será presentado en privado ante legisladores del oficialismo en una reunión prevista para este lunes las 16hs en Capital, algún rato antes de formalizar su entrega en la Cámara, prevé un endeudamiento de $100 mil millones. Más deuda, para pagar deuda. Casi la cantidad de pesos que la Provincia necesitará para cubrir los u$s 2.200 millones que vencerán de intereses. Un permiso que aunque salga aprobado, no garantiza tranquilidad. Después hay que colocarla.   

La reforma fiscal y la pauta salarial: frentes de conflicto

El otro punto que se anticipa conflictivo será la aprobación de la nueva Reforma fiscal. El Ejecutivo acompaña cada año el proyecto de Presupuesto con una propuesta para reformular el esquema de impuestos en la Provincia. Es lógico: Hay que sostener el primero, en parte con lo que genera de recaudación el segundo.

Tendrá que lidiar el oficialismo para justificar la suba que, según trascendió, pretende aplicar para Inmobiliarios Urbano y Rural. Sobre todo porque son dos cargas que ya sufrieron una fuerte suba en 2018. En el contribuyente, el porcentaje de incremento depende, se sabe, del tenor de la base de cálculo. En un impuesto depreciado, la proporción de la suba no asusta tanto como la aplicada a una carga fiscal renovada. En la Provincia el Inmobiliario rural y urbano se actualizó 50% y 56% respectivamente este año, fruto de un sinceramiento de la valuación fiscal.

La versión que circuló en los últimos días ubica la suba del inmobiliario alrededor del 40%. Algunos incluso hablan de una banda que va del 50 al 55%, algo más cercano al “igual que este año” que dejaron trascender algunas fuentes oficiosas durante la semana.Cualquiera sea la versión final, incluso la que promete una menor presión impositiva, de todas formas el Inmobiliario crecerá, otra vez, por encima del cálculo de suba salarial previsto para 2019.

Los sueldos son el otro punto de conflictividad que anticipa el proyecto de Presupuesto bonaerense. La gestión de Scioli se sacó esa presión del medio eliminando directamente la “pauta salarial” de sus proyectos de Ley de Leyes. La excusa fue que “fijaba un techo” a las expectativas, y ensuciaba la negociación. Vidal restituyó esa proyección y contempla, como en el caso del Presupuesto Nacional, un incremento salarial del 20%. Un cálculo que refleja, al menos en el campo de la expectativa del Gobierno, otra pérdida de Poder adquisitivo de los trabajadores. 

La negociación con la administración central se enmarca, además, en la poda a los subsidios nacionales para cubrir servicios que se prestan en Provincia y que deberá, ahora, financiar la Gobernación. Son $40 mil millones en total incluyendo los subsidios al transporte; el costo de la tarifa social y del Agua, además del recorte del fondo sojero.

Fuente: Infocielo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Notas Relacionadas

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Ultimas Noticias