spot_imgspot_img

El Frente Sindical para el Modelo Nacional y movimientos sociales marcharan a la Basílica de Lujan

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

En el marco del plenario del Frente Sindical en el que participaron los dirigentes de la CGT más críticos del gobierno, el líder camionero Hugo Moyano anunció una nueva protesta contra el gobierno nacional después del paro del martes: proponen hacer una marcha a la Basílica de Luján el próximo 20 de octubre.

Ayer jueves, la plana mayor del Frente Sindical para el Modelo Nacional ocupó el escenario levantado en el micro estadio de Ferro donde realizaron un plenario de regionales de la CGT. El frente elaboró un documento llamado “La patria está en peligro”, donde convocó al paro del 25, a elaborar un plan de lucha para cambiar el modelo económico y a trabajar para que en 2019 retorne un gobierno nacional y popular.

A Ricardo Pignanelli, líder de SMATA, le tocó anunciar una marcha del Frente Sindical prevista para el 20 de octubre próximo a nuestra ciudad. “Vamos a inundar la avenida principal”, predijo y advirtió que le van a pedir a la Virgen fortaleza de espíritu porque “si esto no cambia vamos a seguir en la calle y ojalá se ilumine alguno y vea que el pueblo tiene extremas necesidades y que la patria está en peligro”. Por último, rechazó que desde el Gobierno y sectores mediáticos acusen al sindicalismo de golpista: “No lo somos porque sufrimos los golpes y tampoco queremos que el Gobierno se vaya porque con la unidad del movimiento obrero vamos a volver a tener un presidente peronista.”

«Nos quieren quebrar el espíritu y por eso vamos a ir a Luján. Vamos a ir a pedir por los chicos que tienen hambre, por el trabajo y por nuestros ancianos», sostuvo el líder del SMATA.

Hugo Moyano, Ricardo Pignanelli, Sergio Palazzo, Omar Plaini, Vanesa Siley y Pablo Biró escucharon desde la mesa principal los discursos de los diferentes secretarios de generales del país que participaron. Según los organizadores, se acreditaron 70 de las 77 regionales que tiene la CGT.

Los discursos de las regionales describieron la crisis que viven las economías locales, la necesidad de desarrollar un plan de lucha, la de trabajar por la unidad del movimiento obrero y, sobre todo, desgranaron una serie de críticas a la actual conducción de la CGT, a la que le señalaron la reunión que tuvieron con la delegación del FMI como su peor error. Eso no se lo perdonaron.

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Notas Relacionadas

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Ultimas Noticias