spot_imgspot_img

Los Demócratas ganaron la Cámara y Trump logró retener el Senado

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Los Demócratas arrebataron el control de la Asamblea de Representantes y lograron así asestarle a Trump su primer derrota política importante, aunque el presidente logró retener y hasta aumentar el control Republicano del Senado, lo que le permite defender la idea que su administración no cayó bajo una marea azul.

Para los demócratas se trata de un triunfo que les permite recuperar una semblanza de control frente a un presidente que durante dos años ha capitalizado como pocos los poderes del Ejecutivo, gracias a un Congreso aliado que en múltiples ocasiones se negó a supervisarlo.

En términos políticos es un retroceso ineludible para Trump, pero similar a las derrotas que vivieron presidentes anteriores en sus primeras elecciones de medio término. Por otro lado, el triunfo cómodo en el Senado frenó lo que por momento parecía que sería una ola demócrata en el Congreso. Hacia el final de la campaña Trump entendió que debía ajustar sus esfuerzos para apoyar a aquellos republicanos que le aseguraran una victoria en el Senado, y la estrategia funcionó. Además, le sirvió para confirmar que su mensaje antinmigrante sigue resonando entre sus seguidores más fieles.

De acuerdo con numerosos reportes, el presidente Donald Trump está contento con los resultados. Ya desde hace semanas parecía que Trump había aceptado como inevitable la derrota en la Asamblea por lo que había ajustado sus baterías al Senado. Lo cierto es que la Cámara Alta este año era una apuesta muy complicada para los Demócratas, quienes hasta el momento «voltearon» dos sitios en el Senado.

Antes de la media noche el presidente lanzó un tuit celebrando los resultados. «Tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!».

A diferencia de la Asamblea de Representantes, la Cámara Alta no entra en juego de un golpe. Cada dos años entran a la boleta un tercio de los senadores, quienes sirven durante seis años antes de tener que ser reelegidos.

Este era un año particularmente complejo para los senadores demócratas. La senadora Heidi Heitkamp Dakota del Norte perdió su sitio ante el republicano Kevin Cramer, que ganó con un decisivo 57.1% de los votos en un estado donde Trump es muy popular.

Fuente: LPO

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Notas Relacionadas

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Ultimas Noticias