spot_imgspot_img

Marcos Paz, “fábrica” de lanzadores Agustín Osorio consiguió ayer la sexta medalla plateada argentina en los Juegos de la Juventud

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Surgido de la “fábrica” de lanzadores en Marcos Paz, el bonaerense Agustín Osorio consiguió ayer la sexta medalla plateada argentina en los Juegos de la Juventud, al finalizar segundo en la final de jabalina.

Osorio, entrenado por su papá Gustavo, quien formó a Brian Toledo y lo convirtió en campeón olímpico de la especialidad en los Juegos de la Juventud de Singapur 2010, fue superado por el finlandés Topias Laine, en el acumulado de las dos series. El joven de Marcos Paz conoció la jabalina viendo a Toledo, hace casi diez años, y ahora a los 17, se dio el gusto de colgarse la medalla plateada frente a sus familiares y amigos, que lo acompañaron en Villa Soldati.

En la etapa 2 de la competencia, después de haber sido segundo en la primera, Osorio no pudo mejorar los 76,03 metros y tuvo como mejor registro 74,25 metros. Así, en el acumulado y con 150,28, Osorio quedó por detrás del finlandés Laine, que este martes lanzó la jabalina a 78,85 metros y sumó 153,42 metros.

“No estaba sacando cuentas. Yo sabía que si lanzaba lejos aseguraba medalla, pero él lanzó más lejos que yo y hay que respetar a un buen competidor”, analizó en declaraciones a la prensa en la zona mixta. Cuando tiró su última jabalina, Osorio quedó arrodillado, con lágrimas en los ojos. “Era una mezcla de rabia, felicidad, lloré en el momento, pero disfruté demasiado esta competencia, estoy muy contento por lo que conseguí hoy”, dijo después.

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Notas Relacionadas

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

Ultimas Noticias